19 noviembre, 2019

Nosotras las mujeres Mayas y Mestizas

 

Comunicado del Consejo de Mujeres

Consejo del Pueblo Maya –CPO-

 

Nosotras las mujeres Mayas y Mestizas, articuladas en el Consejo del Pueblo Maya CPO, expresamos nuestro posicionamiento, ante la realidad que vivimos:

 

1°. Rechazamos las prácticas de exclusión de este sistema político, en el que mujeres Mayas y Mestizas somos excluidas de la toma de decisiones en diferentes ámbitos, como una muestra del racismo y la violencia de género existente en las prácticas de las instituciones del Estado, en el mercado laboral, Partidos Políticos y Sociedad en General. « […] Sobre las espaldas de las mujeres Mayas se ha forjado ésta historia de trabajo explotador. […] Han sido las mujeres mayas las principales organizadoras y abastecedoras del mercado agrícola de alimentos, pero sobre ellas se impone los más altos índices de desnutrición y mortalidad materna […]. Ese control y desprecio sobre las mujeres Mayas es una de las columnas en que se basa el dominio sobre nuestros pueblos […]».[1]

 

2°. Esta situación de inequidad y desigualdad, en donde las mujeres no contamos con acceso a educación, salud y trabajo; es resultado de un estado excluyente, discriminador y patriarcal, que no reconoce la importancia y necesidad de crear condiciones para que las mujeres tengan niveles de vida favorables.

 

3°. El racismo y la misoginia del Sistema Judicial del Estado de Guatemala, criminaliza y viola los derechos de libertad, a mujeres y hombres que defienden su territorio ante la imposición de los mega proyectos, basados en la acumulación capitalista del modelo neoliberal y promovido por la oligarquía guatemalteca en compadrazgo con las instituciones del Estado.  Desde esta lógica han sido criminalizadas nuestras compañeras Aura Lolita Chávez en el Departamento del Quiché, Bibiana Ramírez y María Isabel Velásquez del Departamento de Quetzaltenango, y María Maribel Díaz Gómez del departamento de San Marcos. 

 

4°. Los hechos más violentos, de época reciente, se han cometido hacia compañeras que han perdido la vida, en actos cobardes de feminicidio, tal es el caso del asesinato de la hermana Maya Ixil Juana Raymundo, quien por defender los derechos del Pueblo Maya Ixil, fue torturada y luego asesinada.

 

  

Ante ésta situación, hacemos un llamado a las mujeres y hombres Mayas, Garífunas, Xincas y Mestizos a:  

 

1.      Rechazar categóricamente el dictamen de la Corte de Constitucionalidad en la reducción de penas por asesinato a mujeres. Ya que esta decisión deja entrever el racismo y la misoginia en el poder judicial, que pone en riesgo la vida y la dignidad de las mujeres en la defensa y promoción de los derechos colectivos de los pueblos indígenas.

 

2.    Que hombres y mujeres continuemos la lucha organizada de los pueblos, por la defensa de la vida y el territorio. Y que juntos sigamos abriendo brechas por medio de nuestro involucramiento a través de la formación, organización y participación, en los distintos niveles que hemos logrado conquistar.

 

3.      Sostener que para el  Consejo del Pueblo Maya CPO, el sujeto político, no solo somos los pueblos Maya organizados, sino también las organizaciones y pueblos con sus amplias demandas y propuestas políticas, articulados en alianzas. En donde las mujeres somos protagonistas de los espacios de toma de decisión y empoderamiento real, por medio de una participación sin obstáculos, que contribuya a la implementación del proyecto político, para el cambio estructural del Estado mono étnico, a un Estado Plurinacional.

 

4.      Forjar nuestras más altas aspiraciones basadas en la búsqueda de la vida digna y el bienestar. Esto se podrá lograr solo a través de los cambios estructurales que busquen la equidad de género, como algo que trasciende el ámbito familiar o de pareja, para construir un mundo con igualdad de condiciones y oportunidades.

 

5.    Continuar con nuestros procesos de reflexión interna sobre la participación equitativa entre hombres y mujeres, en el pleno reconocimiento que los derechos de las mujeres también, son derechos humanos. Con el fin de mantener el compromiso para garantizar una vida libre de violencia a todas las mujeres, niñas y adolescentes de todos los pueblos.

 

6.      Y finalmente, a seguir profundizando acerca de las problemáticas que vivimos, resaltando que las distintas opresiones hacia nosotras, afectan a la sociedad en general, a la consolidación de la paz y a la construcción de verdaderos procesos democráticos en Guatemala.

 

 

«Mujeres Mayas  y Mestizas, en pie de lucha por la defensa del territorio y los bienes naturales»

 



[1] CPO. 2015 – Un Nuevo Estado para Guatemala: Democracia Plurinacional y Gobiernos Autónomos de los Pueblos Indígenas-.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *