19 noviembre, 2019

Aquí el Pueblo Manda

Desde el territorio del Pueblo Maya K’iche’ de San Francisco el Alto, Totonicapán, bajo las energías del corazón del viento, a 4 años de la Consulta Comunitaria desarrollada el 30 de julio de 2013, en la que 49,868 personas decidimos rechazar  la exploración y explotación minera de metales a cielo abierto en nuestro territorio, en ejercicio a nuestro derecho de libre determinación.

Recordamos que fue la primera consulta desarrollada en el departamento de Totonicapán y el primero en romper las fronteras Estatales para dar cabida a la primera Consulta Comunitaria Extraterritorial que desarrollara el pueblo maya K’iche’ en los Ángeles California de los Estados Unidos con la organización y participación activa de la Comunidad migrantes oriundos de nuestro municipio.

Durante estos 4 años hemos sido participantes y testigos de nuevos municipios como Momostenango, Santa María Chiquimula y las 5 zonas del casco urbano del municipio de Totonicapán que se sumaron en la lucha por la defensa del agua, tierra y los bosques en el marco del Consejo del Pueblo Maya a nivel nacional.

Así como hemos visto el impulso de iniciativas y de acciones desde el gobierno central a favor de la iniciativa privada nacional y extranjera, que ha provocado asesinatos, heridos, desapariciones, torturas, detenciones ilegales y persecución contra una enorme cantidad de hermanas y hermanos que luchan igual que nosotros en defensa de la vida y el territorio. 

Hoy, Estamos frente a nueva ofensiva empresarial que ha cooptado al sistema de justicia estatal, los ministerios, diputados del Congreso y del mismo presidente de la república quienes el 18 de julio del 201 presentaron la “GUIA OPERATIVA PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE LA CONSULTA A PUEBLOS INDIGENAS”, un mecanismo perverso que tiene como intención anular el derecho que tenemos los pueblos a decidir libremente en nuestros territorios. 

Nos movilizamos hoy desde nuestros territorios para detener la reglamentación de la consulta, defender nuestras decisiones ya tomadas y reforzar nuestra articulación interna en defensa de la vida.

Advertimos a los funcionarios públicos tanto de las municipalidades, del sistema de consejos de desarrollo, de los ministerios, del sistema de justicia estatal y particularmente al presidente y las y los diputados del actual Congreso que se sujeten a la voluntad de la mayoría de los pueblos y dejen de ser serviles a los intereses empresariales nacionales y extranjeros. 

¡¡DEFENDER NUESTROS TERRITORIOS Y EJERECER NUESTRAS FORMAS DE GOBIERNO ES NUESTO DEBER!!

 

San Francisco El Alto, Totonicapán 30 de julio de 2017.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *