19 noviembre, 2019

DECLARACIÓN DE PENSAMIENTO EN EL NUEVO AÑO MAYA

Nosotros, abuelos y abuelas, hijos e hijas, nietos y nietas de los pueblos del Occidente del País, que como personas, familias y comunidades, con responsabilidad histórica, hemos heredado nuestra madre tierra, nuestra cultura y nuestro espíritu de pueblo,

MANIFESTAMOS:

EN LA CELEBRACIÓN DEL AÑO NUEVO, según el calendario maya, nos convocamos alrededor
del fuego sagrado, para renovar nuestras energías y comprometernos a no permitir que avance la implementación de megaproyectos en nuestros territorios.

FRENTE AL DESPOJO hemos accionado con consultas comunitarias de buena fe, siendo mecanismos ancestrales de participación y toma de decisiones que buscan el bienestar para nuestros pueblos y territorios; esta lucha es pacífica, legitima, producto del consenso comunitario y no de la manipulación de organizaciones no gubernamentales, ni mucho menos con el crimen organizado, como lo pretende hacer ver el gobierno para descalificarnos y luego justificar la criminalización de nuestras autoridades comunitarias, líderes y lideresas; La remilitarización como política gubernamental de brindar seguridad en el Occidente del país, solo es un pretexto para facilitar e imponer los proyectos mineros e hidroeléctricos en nuestros territorios.

LA NEGOCIACIÓN A ESPALDAS DEL PUEBLO que el gobierno ha hecho con las empresas mineras para aumentar las regalías, obedece a compromisos económicos de los grandes empresarios; pretender abordar el problema minero solo desde el punto de vista económico, sin discutir la destrucción del territorio, el despojo, la contaminación y la conflictividad social que provoca la minería, es simplificar el problema, manipular el posicionamiento político de la población. La pobreza tiene causas estructurales y es consecuencia de la exclusión histórica, por lo tanto, la minería no es la solución, mucho menos con regalías ridículas que ofrecen las empresas mineras.

POR ESO HERMANOS Y HERMANAS, NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR, porque solo uniendo nuestras fuerzas y pensamiento como pueblos, conquistaremos el poder para transformar al Estado y desde allí gobernar para que podamos vivir bien en nuestra Madre Tierra.

LAS COMUNIDADES ARTICULADAS en el consejo de los pueblos de occidente –CPO- reafirmamos nuestro compromiso, por ir construyendo desde abajo una nueva propuesta política de nación, fundamentada en un nuevo pacto político y social; desde nuestros derechos históricos, en donde podamos convivir entre nosotros y nosotras, juntos y en armonía con la Madre Tierra.

FINALMENTE, aconsejamos hermanas y hermanos, dentro y fuera de Guatemala, unir nuestra fuerza, nuestro pensamiento como pueblos y continuar los pasos y voces de los abuelos y abuelas del Gran Consejo Maya nuestros héroes: Kaibil Balam, Kaji´ Imox, Tekum Uman, Juan Matalbatz, Atanasio Tzul, Manuel Tot, Micaela Guarchaj, Mamá Maquín, y miles de hermanas y hermanos nuestros de todos los pueblos que ofrendaron su vida por nuestros territorios.

Desde el Occidente de Guatemala, 22 febrero de 2012

Publicado 21st February 2012 por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *