19 noviembre, 2019

Identidad

(Llego entonces la palabra, vinieron juntos Tepeu y Q`uq’umatz, en la obscuridad, en la noche y hablaron entre si y meditando; se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y su pensamiento, entonces vinieron juntos Tepeu y Gucumatz; entonces conferenciaron sobre la vida y la claridad…) POPOL VUH.

La Consulta: Entrad, pues, en consulta, abuela, abuelo, nuestra abuela, nuestro abuelo, Ixpiyacoc, Ixmucané, haced que aclare, que amanezca…. (Popol Vuh).   La consulta es un principio que ha regido la vida colectiva de nuestros pueblos, en todos los asuntos que requieren de tomas de decisiones, nunca hubieron decisiones unilaterales.  El Consejo de los Pueblos  de Occidente en todas las toma de decisiones prevalecerá la Consulta, para evitar los unilateralismos.

Solidaridad: – ¿A donde vas?, le dijo el sapo al piojo.  – Llevo un mandado en mi vientre, voy a buscar a los muchachos, le contestó el piojo al tamazul.  –Esta bien, pero veo que no te das prisa le dijo el sapo al piojo. ¿no quieres que te trague?  Ya veras como corro yo, y así llegamos rápidamente… (Popol Vuh).La solidaridad es otro de los principios básicos que regían y rigen la vida de nuestro pueblo Mayan. El Consejo de los Pueblos  de Occidente adopta el principio de solidaridad, teniendo en cuenta todos tenemos distintas necesidades, esas necesidades tienden a desaparecen si hay solidaridad entre todas/os.

Complementariedad:   Solo el Creador y el Formador, Tepeu y Q’uq’umatz, los progenitores, estaban en el agua rodeados de claridad… (Popol Vuh).Desde la creación y formación del universo, la complementariedad fue el principio básico aplicado, donde la complementariedad y la dualidad ha regido y rige la vida de nuestro pueblo mayan, por lo tanto todo lo que hacemos como Consejo de los Pueblos de Occidente son complementarias entre sí, así mismo se complementa con el accionar de otros pueblos y culturas del mundo, siempre y cuando se trate de la defensa de los recursos de nuestra madre tierra.

Igualdad:  que todas/os se levanten, que ni uno ni dos entre ustedes se queden de tras de los demás… (Popol Vuh). Bajo ese principio se regirá el trabajo del CPO. Indistintamente cual sea su condición, sexo, religión, procedencia, etc.…ello permitirá que prevalezca la armonía en el trabajo que se desarrolle.

Consenso: Y hablaron entre si y meditaron; se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y sus pensamientos… (Popol Vuh). Las decisiones unilaterales excluyen, alimenta la desconfianza, en cambio el consenso unifica, promueve la confianza, permite juntar las ideas que conlleva a la realización de grandes obras en común.

Equilibrio: ¿no somos acaso numerosos? Que no haya uno ni dos de entre nosotros que se quede atrás. Así hablaron cuando celebraron consejo…  Ejecutaron la disposición de dividir el reino en veinticuatro casas grandes lo que así se hizo… (Popol Vuh).   La fuerza  del trabajo del Consejo de los Pueblos radica en la población, sin embargo el equilibrio permanente permitirá que se mantenga la armonía entre todas/os, en donde no deben de haber sobresalientes, ni atrasados.

Diversidad: Y estando terminada la creación de todos los cuadrúpedos y las aves, les fueron dicho a los cuadrúpedos y pájaros por el creador y formador y los Progenitores: Hablad, gritad,  gorjead, llamad, hablad cada uno según vuestra especie, según la variedad de cada uno. Así le fue dicho a los venados, los pájaros, leones, tigres y serpientes… (Popol Vuh). En el occidente del país la mayoría de  la población nos reconocemos e identificamos como pueblo Mayan, pero nos une en nuestros territorios nuestros idiomas: Akateko, Awakatako, Chalchiteko, Chuj, Ixil, K’iche, Mam, Popti’, Q’anjob’al, Sakapulteko, Sipakapense Uspanteko y los Castellanohablantes que están dispersos en pequeños grupos en cada una de nuestros territorios lingüísticos,  esta es nuestra realidad diversa, que constituye en sí nuestra riqueza.

Honestidad: vamos emprender el regreso, hemos cumplido nuestra misión, nuestros días están terminados. Pensad pues, en nosotros, no nos borréis de de la memoria, ni nos olvidéis. Volveréis a ver nuestros hogares y nuestras montañas, estableced allí, y que ¡…así sea…! continuad vuestro camino y veréis de nuevo el lugar de dónde venimos…  (Popol Vuh). La cultura impuesta se ha caracterizado por la falta de honestidad en sus actos, las leyes dictadas por ellos ni las cumplen, pero si la aplican los pueblos. De esa actitud nos han ido contagiando, y es la causante de mucha desconfianza entre nosotros; por ello al CPO, la honestidad será otro pilar fundamental en su quehacer.

Respeto a la vida: Concédeles la vida y el desarrollo a mis hijas e hijos y vasallos, que se multipliquen y crezcan los que han de alimentarte y mantenerte; los que re invocan en los caminos en los campos, a la orilla de los ríos, en los barrancos, bajo los árboles, bajo los bejucos… (Popol Vuh). La lucha emprendida por el CPO es precisamente por el respeto a la vida en su conjunto: de la madre tierra, de los animales, de las plantas y árboles, del agua, del aire, de los seres humanos, del cosmos y del universo.

“UNIDAD EN LA DIVERSIDAD”    Reunieronse entonces todos los animales, uno de cada especie se junto con todos los animales chicos y animales grandes… (Popol Vuh). La diversidad es nuestra riqueza, y esa riqueza es uno de los pilares fundamentales de nuestra unidad, el sistema ha puesto fronteras entre nuestra diversidad por ello que nuestra vida está fragmentada, y el CPO trabaja incansablemente para rescatar y fortalecer este principio, del cual depende nuestra vida colectiva para alcanzar la plenitud del BUEN VIVIR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *